Noticias en la prensa
El presidente de Serhs anima a los empresarios a superar el individualismo y apostar por agruparse
El presidente del grupo empresarial catalán Serhs, Ramón Bagó, centró ayer dos de las ponencias realizadas en el I Foro de Turismo que estos días se está celebrando en Sanxenxo. Bagó situó como clave para superar la crisis y conseguir una mayor rentabilidad para las empresas “superar el individualismo y agruparse”. En este sentido felicitó al CETS por haber sido capaz de aglutinar a tres asociaciones de hoteleros de la localidad pero les invitó a continuar trabajando, porque “las empresas, en solitario, es difícil que se mantengan”. CETS y el grupo Serhs establecerán, después de este Foro y tras la visita a Cataluña que realizaron hace unas semanas, fórmulas de colaboración conjunta.

Ramón Bagó i Agulló, presidente del grupo Serhs, monopolizó ayer casi las ponencias de la tarde en el I Foro de Turismo de Sanxenxo. El empresario catalán, que fue recibido por la mañana por la alcaldesa en el Concello, habló de la sostenibilidad de los destinos turísticos y de la importancia del Grupo Serhs como un instrumento para la gestión, explotación y comercialización de los servicios turísticos.
Bagó fue muy claro en sus consejos a los empresarios de Sanxenxo. Les advirtió que la permanencia en el sector de forma individual es muy difícil, “hay que buscar uniones, tanto en la promoción, como en la comercialización para conseguir un mayor desarrollo de los negocios».

Insistió en que los empresarios tienen que tener una conciencia clara de que “el individualismo tiene limitaciones, y sólo agrupándose se puede crecer”.

El empresarios catalán reconoció las dificultades de superar el individualismo, “un sentimiento, igual que el egoísmo, muy propio del ser humano”, pero recalcó que es necesario hacerlo porque “tiene muy buenos resultados”, y como ejemplo de ellos puso al propio grupo Serhs, formado por 76 empresas activas, con presencia en tres continentes y una facturación superior a los 476 millones de euros.

Felicitó al CETS por los pasos ya dados, logrando aunar en el Consorcio a las tres asociaciones de hosteleros que coexistían hace tan sólo unos años en el municipio, “pero hay que seguir avanzando, porque la vida no perdona”, aseguró.

Sobre los destinos sostenibles afirmó que lo importante es “que duren” y su consejo para conseguirlo se centró en que “las cosas se tienen que hacer bien, con respeto al entorno y conservando aquellos aspectos que nos aporten singularidad”.

Preguntó a los empresarios de Sanxenxo qué turismo quieren para el municipio y cuál es el que se puede hacer, porque, explicó, “no podemos hacer un turismo sin pensar en el día de mañana”.

Ramón Bagó expuso también su experiencia en Calella, un municipio del que fue alcalde durante más de 12 años y caracterizado por la fuerte afluencia de turismo alemán. Habló de la primera crisis del petróleo, en el año 74, momento en el que los touroperadores alemanes trataron de presionar al sector. “En aquel momento nos dimos cuenta de que ellos eran una sóla voz y nosotros muchísimas, y que era imprescindible que nos uniesemos para poder afrontar aquella situación. Los resultados están ahora a la vista”.

Diario de Arousa
07/05/09