Noticias en la prensa
Carreteras amenaza con sanciones de 3.000 euros a los hoteleros que no retiren sus indicadores
Los hoteleros situados en la PO-308, que une Pontevedra con A Lanzada, han recibido en las últimas semanas diversos requerimientos remitidos por el Servicio Provincial de Carreteras para que procedan a la retirada de los indicadores de sus establecimientos bajo la sanción mínima de 3.000 euros en caso de que no lo hagan. El Consorcio de Empresarios Turísticos, CETS, solicita a la administración autonómica una moratoria en la aplicación de esta medida, ya que considera “fundamental para el sector” poder disponer de una buena señalización de cara a la próxima Semana Santa, garantizando que sus clientes encuentren con facilidad los establecimientos a los que se dirigen.

El Servicio Provincial de Carretas de Pontevedra ha remitido en los últimos meses numerosas notificaciones a los titulares de hoteles en Sanxenxo instándoles a retirar los carteles indicadores de sus establecimientos turísticos en la PO-308, la carretera que une Pontevedra con A Lanzada, bajo sanción mínima de 3.000 euros si no lo hacen.
Los hoteles que cuentan con indicadores propios en el vial cuentan con una autorización de la Xunta expedida por el citado organismo desde hace ya bastantes años, según indican desde el Consorcio de Empresarios Turísticos de Sanxenxo, que recuerdan que los hoteleros pagaron sus tasas y que los rótulos cumplen las indicaciones del Servicio de Carreteras.

Francisco González, presidente del CETS, matizaba ayer que la Ley de Carreteras no ha sido modificada hasta la fecha. “No obstante, al parecer, una diferencia de criterio al aplicar esta Ley es lo que motiva los requerimientos señalados”.

Desde el Consorcio de Empresarios Turísticos consideran que el tema es “muy grave”, por lo que solicitaron una reunión con la delegación provincial de Política Territorial para abordar la situación. Los empresarios tienen previsto solicitar una moratoria para todas aquellas empresas a las que se le solicitó recientemente la retirada de los carteles indicadores y que todavía están en plazo para hacerlo. Piden que no se ejecute el requerimiento hasta pasada la Semana Santa, para así poder encontrar una solución favorable para todos los interesados.

Para aquellas empresas que ya atendieron las peticiones de Carreteras y retiraron los indicadores, el Consorcio de Empresarios Turísticos de Sanxenxo solicitará que se les permita solicitar e instalar provisionalmente un cartel indicador de su establecimiento con el nombre del mismo, hasta pasada la Semana Santa.


Un viejo conflicto > La polémica no es nueva. Antes de que comenzase el verano de 2007 los hoteleros de la playa de A Lanzada daban la voz de alarma. Los carteles anunciadores de sus establecimientos, con los nombres detallados de cada uno de ellos, ubicados en la rotonda en la que finaliza la vía rápida de O Salnés, eran retirados sin previo aviso.

En aquel primer momento de confusión los hoteleros desconocían incluso quién fuera el artífice de la desaparición de los indicadores, pero poco tardaron en enterarse de que habían sido retirados por orden de Política Territorial, organismo desde el que se argumentó que su presencia desviaba la atención de los conductores.

Las quejas de los hoteleros no sirvieron de mucho y los carteles indicadores no volvieron a ser instalados. Carreteras ha continuado desde entonces con su política de eliminar del vial los carteles anunciadores de establecimientos privados, recurriendo ahora a la sanción para que los empresarios atiendan sus requerimientos.

Diario de Arousa
2/04/09