Noticias en la prensa
Los hosteleros alertan de que la subida del IVA supone "el tiro de gracia" para el futuro del sector
La subida del IVA anunciada por el Gobierno central ha sido recibida por los hoteleros "como el tiro de gracia que le faltaba al sector turístico", según explicó ayer el responsable del Consorcio de Empresarios Turísticos de Sanxenxo, Francisco González López. Es evidente que una medida así -el IVA pasará a ser del 8 al 10 por ciento- nunca será bien recibida por el gremio, sin embargo, las críticas de este representante se centran en lo inoportuno de la subida. "No nos negamos a este incremento, pero perfectamente se podría haber esperado hasta el cuarto trimestre. Esto, a partir del 1 de octubre, habría tenido otro significado para nuestro sector", explica González, toda vez que los hosteleros están ahora inmersos en plena temporada alta del turismo.
En el mismo sentido, el presidente de la Asociación de Hoteleros de Pontevedra, José María de Cabo, coincide en que "no es el momento acertado. Una subida del IVA en octubre habría retrasado el problema. Ahora nos pilla a contrapié. Me da la sensación que los cobradores del frac están en la puerta de La Moncloa y todas estas medidas se están tomando por indicaciones de Europa".
Se llegó a especular de que el Gobierno mantendría el reducido en el 8 por ciento. Así pues, después de esta subida, el descontento es generalizado para un sector que, aunque genera el 12 por ciento del PIB gallego y crea 40.000 empleos, también siente los estragos de la crisis económica.
"Somos el único sector que está resistiendo. Para nosotros supone un ataque a la base. Durante los meses de verano se puede mover, a nivel nacional, hasta el 60 por ciento de la facturación anual. Más incluso en las zonas costeras, que se puede llegar hasta el 75 por ciento. No entiendo este ensañamiento con el sector turístico", reconoce González.
Los hoteleros se encuentran inmersos en una notable recesión, ya que cada vez hay menos turistas y, para más inri, esto viene acompañado con un menor gasto por visitante.
A todo ello se une uno de los principales problemas que tendrán que afrontar ahora los hoteleros: los contratos ya firmados. Estos acuerdos están cerrados dos puntos por debajo de la nueva tarifa y todo hace indicar que serán los empresarios quienes tendrán que asumir este coste adicional. "Esta subida de IVA la vamos a tener que asumir los hoteleros, ya que los contratos están cerrados. Trataremos de negociar con los proveedores", anuncia el responsable del consorcio sanxenxino.
Repercutir o absorber
Ante el aumento de este tributo, los empresarios tendrán dos opciones: repercutir esta subida en los precios y, por consiguiente, que sean los clientes quienes la afronten, o absorber ellos mismos el incremento de este impuesto evitando elevar el precio final, pero disminuyendo sus ganancias. En caso de optar por la segunda opción, esto supondría "añadir un dos por ciento más a las pérdidas que tengamos este año", apunta González.
En cualquier caso, cada empresario optará por una u otra opción, vaticina De Cabo. "Habrá quien lo absorba en el precio y habrá otro que los repercuta. Cada hotelero tendrá que hacer sus números. No obstante, el sector ya está sufriendo un fuerte descuento con respecto al pasado año".

Faro de Vigo
13/07/2012