Noticias en la prensa
El azul ondea en las Rías Baixas
La provincia de Pontevedra alcanza a la de Alicante y, con 55 banderas, se pone a la cabeza del litoral español en playas premiadas por su calidad y servicios.

La inestable climatología gallega no les ayuda y la baja temperatura de su mar ahuyenta a bañistas poco osados, pero la calidad de las playas pontevedresas se está quedando sin rivales. Cincuenta y cinco banderas azules reconocen la "excelencia" de sus aguas y el cuidado medioambiental de sus arenales, así como su buen acceso y otros servicios. Con estas distinciones ya ha alcanzado en distinciones a las, hasta ahora, líderes en solitario de este ranking.

Las hay urbanas, como pequeños oasis en medio de la civilización, y otras más alejadas que se conservan vírgenes. Algunas son extensas, e invitan a largas caminatas, mientras que las más reducidas permiten encontrar intimidad. Pueden estar abiertas al mar o más recogidas, protegiendo a los bañistas del viento. Pero en lo que todas coinciden es en la "excelente" calidad de sus aguas; la limpieza de sus arenales; la presencia de socorristas en verano; la facilidad y seguridad de sus accesos (adaptados para personas con discapacidad) y el exhaustivo control medioambiental al que están sometidas. Son las 55 playas de la provincia que este verano lucirán bandera azul, colocando al litoral pontevedrés a la cabeza del español en la calidad de sus arenales, según los distintivos que concede la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor (AEAC), con el respaldo de la Unesco y de la Organización Mundial del Turismo.
La costa de Pontevedra sumó este año cuatro nuevas enseñas con las que se pone a la altura de la alicantina, que pierde así el liderato en solitario que ostentaba en 2011. Y eso que la candidatura presentada por esta región del Levante era un poco más grande. Propusieron 63 arenales, (dos menos que el año anterior) de los que le rechazaron 8. Las Rías Baixas apostaron por 62 (dos más que el pasado verano) y quedaron descartadas 7. La provincia que más solicitudes envió fue A Coruña, con 64 (lo mismo que en anteriores ejercicios), pero solo le aceptaron 49.
Sanxenxo, otro récord
Pontevedra es también la provincia en la que está radicado el municipio con un mayor número de playas que cuentan con esta enseña sinónimo tanto de la calidad de las aguas como de los servicios que ofrecen los arenales. Se trata de Sanxenxo, que contará con un total de 14 banderas azules en sus playas, lo que supone el mayor número de su historia. Cabe recordar que entre 1987 y 1999 este concello contaba con una única playa con el distintivo azul, la de Silgar, a la que en 2000 se sumaron loa arenales de Canelas y Montalvo. La lista la completan este año Areas, Baltar, Caneliñas, Paxariñas, Bascuas, Pragueira, Major, Foxos, Areas Gordas, A Lapa y también Espiñeira, que constituyó la novedad para este año. A estas 14 banderas azules hay que sumar otras 3 más obtenidas por el Puerto Deportivo Juan Carlos I en Sanxenxo, otra al Club Náutico de Portonovo y una más al Centro de Interpretación ambiental de As Telleiras.
Mogor y Aguete
También Marín contará otro año más con tres arenales distinguidos con esta enseña. Se trata de Portocelo, Mogor y Aguete. El Concello trabaja para adecuarlas de cara al verano y no se resigna a que otra playa con encanto, la de Loira, reciba también esta distinción en próximas convocatorias. Desde la puesta en servicio el año pasado de una línea de transporte marítimo entre Pontevedra y Marín, existe también la posibilidad de acudir desde el muelle de Corbaceiras a Aguete disfrutando de un agradable paseo por la ría en Catamarán. Son muchos los pontevedreses que también utilizan las líneas marítimas que unen de forma regular los puertos de Sanxenxo, Portonovo o Marín para viajar hasta Ons, escapando así de los agobios de otras playas.
O Laño, en 2013
Lo mismo sucede en Poio con la playa de O Laño. El gobierno local tiene la intención de solicitar el distintivo para este arenal en 2013 cuando finalicen las obras que pondrá en servicio una nueva senda peatonal y que incluirá una pasarela de madera. Además, los análisis de calidad del agua han mejorado en los últimos años. Las playas de Xiorto y Cabeceira ya cuentan con este emblema actualmente.
Al municipio de Vigo le han concedido todas las banderas azules que ha solicitado. En total, nueve, una más que en 2011. Apostó por recuperar el distintivo en las playas de A Punta, en Teis, y el Tombo do Gato (también conocida como La Fuente), en Alcabre.
La que esta temporada estival no exhibirá bandera azul es Nosa Señora, en las Cíes. Y no porque su estado no lo merezca, sino porque al Concello no le compensa. La pleamar cubre todo el arenal, permitiendo a los veraneantes disfrutarla escasas horas al día. A pesar de ello, el distintivo obliga a la Administración local a destinar socorristas durante toda la jornada, lo que no resulta rentable. Donde sí habrá vigilancia y ondeará el azul es en la famosa playa de Rodas, que el diario británico The Guardian coronó como la mejor del mundo en 2007, y en la de Figueiras (playa nudista más conocida como la de los Alemanes). Ambas se podrían confundir con el Caribe, hasta que se introduce un pie en el agua.
O Morrazo
En O Morrazo, Cangas también ostenta un buen número de banderas azules, que son muy frecuentadas por los pontevedreses. Para evitar las congestiones de tráfico y el consecuente perjuicio ambiental que esto provoca, la Dirección xeral de Costas negocia con las navieras para este verano la creación de una ruta marítima con paradas en tres de ellas: Rodeira (donde se usaría el viejo muelle), Nerga y la zona de Liméns (con pantalanes flotantes). El edil de Medio Ambiente, Jesús Graña, explica que los trámites están muy avanzados.
El municipio está de enhorabuena al haber conseguido al fin el distintivo en su playa más urbana y larga (900 metros), Rodeira, tras mejorar sus bombeos y controlar los ríos. Protegidas en la bahía de Aldán se hallan la extensa playa virgen de Area Brava (800 metros) y la semiurbana de Menduíña. Abierta al mar y en el corazón de un espacio protegido dentro de la Red Natura, se encuentra el más salvaje y aislado de sus arenales: Melide. Completan el listado Nerga, Areamilla y Liméns.
El Val Miñor contribuye con otras cinco banderas azules. Patos, en Nigrán, es la de aguas más bravas, lo que le confiere unas condiciones propicias para practicar deportes náuticos como el surf. Al otro lado de la península de Monteferro, (tras A Ladeira y Panxón) se extienden los casi dos kilómetros de Praia América, con un sistema dunar en cuya conservación el Concello ha vuelto a centrar sus esfuerzos. Ya en el municipio de Baiona, la distinción ondea en la ventosa playa desde la que el pirata Drake intentó asaltar la fortaleza (Santa Marta), en la que utilizaban los frailes para bañarse a los pies de la muralla (Os Frades) y en la que se encuentra bajo el parador (A Barbeira). Frente a ella se ubicaron los puertos pesquero y deportivo, también distinguido por la AEAC.
Marinas
No solo las playas pueden recibir banderas azules. Entre otras cosas, también distinguen a puertos deportivos. En la provincia lo han conseguido ocho, dos más que el año pasado: el Marina Dávila de Vigo y el de Combarro. La enseña certifica que el control de vertidos de estas instalaciones son del máximo nivel y que poseen infraestructuras orientadas al reciclaje.
En servicio desde febrero de 2008, las instalaciones náuticas del puerto deportivo de Combarro están situadas en un punto privilegiado de la ría de Pontevedra y cuentan con 334 plazas de amarre en pantalán flotante de excepcional calidad con finger, suministro de agua y electricidad individual.
En la ría de Pontevedra hay otros dos puertos deportivos que repiten a la hora de lucir este distintivo de calidad, se trata del Puerto Deportivo Juan Carlos I y el Club Náutico de Portonovo.

Faro de Vigo
10/06/2012