Noticias en la prensa
El CETS pide que el problema del botellón se trate en una Junta Local de Seguridade
El presidente del CETS y la alcaldesa de Sanxenxo han tenido ya una primera reunión para analizar las consecuencias de los “macrobotellones” organizados en Sanxenxo durante la pasada noche de Jueves Santo.
Habrá una nueva reunión, pero probablemente se celebre con posterioridad a la próxima Junta Local de Seguridad, ya que Francisco González ha solicitado que el tema se traslade a este ente con el fin de buscar una solución consensuada con todas las fuerzas de seguridad y que haya una mayor implicación de la Subdelegación del Gobierno con la situación de Sanxenxo.

A los empresarios turísticos les preocupa lo que pueda pasar este verano. Son conscientes de las dificultades que tiene poder controlar a los jóvenes que se den cita en Sanxenxo y decidan hacer un botellón en cualquier calle o plazo. Creen que el problema se podría resolver, o al menos minimizar, garantizando la presencia de agentes en las calles, “porque la mayoría de las veces sólo con que los vean es suficiente. No hace falta nada más”, explica el presidente del CETS.

Sanxenxo aumenta en verano la plantilla de su Policía Local, lo que tendrá su traducción en las calles. Pero será insuficiente, explicaba ayer González, que cree que es “imprescindible la presencia de la Guardia Civil”. Temen que el calendario de vacaciones de los agentes durante el verano influya en la influencia presencial de agentes en las calles. Por ello cree que el caso de Sanxenxo debe tratarse de forma específica por la Subdelegación, para darle un trato que tenga en cuenta que se trata de un municipio que pasa de los 18.000 habitantes de todo el año a los más de 100.000 del verano.

Aunque desde el CETS abogan por una mayor y eficaz coordinación de las fuerzas de seguridad para prevenir situaciones como la de la pasada Semana Santa, también asumen su responsabilidad en este tipo de situaciones. “Nosotros tenemos que buscar fórmulas para prevenirlas, y ser conscientes de cuándo se pueden dar estas situaciones. Necesitamos estar muy alerta en esta cuestión”.

El presidente del CETS es rotundo al asegurar que es necesario evitar, sobre todo, “el griterio y el alboroto en la calle, porque hay que garantizar el descanso de todo el mundo y hacerlo compatible con la diversión de los más jóvenes, que también eligen Sanxenxo para disfrutar de su tiempo de ocio”.

Francisco González se mostró confiado en que tras la próxima reunión de la Junta Local de Seguridade, la alcaldesa llame a la directiva del CETS para ofrecerles una solución a un problema que preocupa profundamente al sector.

Diario de Arousa
24/04/2012