Noticias en la prensa
Los hosteleros de Sanxenxo piden un mayor control sobre el botellón
El botellón se ha convertido en un problema para los hosteleros de Sanxenxo. El consorcio de empresarios turísticos de la localidad hizo ayer público su malestar por lo ocurrido durante la pasada Semana Santa. Entonces, asegura, varias calles de la localidad «se vieron colapsadas por miles de jóvenes con bolsas y bebidas hasta altas horas de la madrugada». La entidad sostiene que la imagen que ofrecen estas improvisadas fiestas no cuadra con la de calidad turística que pretende ofrecer la localidad y por eso reclama un mayor control. También pide una reunión con la alcaldesa para poder tratar el tema y evitar que se repita.

El colectivo ha recibido numerosas quejas, tanto de sus asociados como de sus clientes, por lo sucedido en las noches del Jueves y el Viernes Santo. Entonces, «miles de jóvenes organizaron en distintos puntos del municipio botellones en plena calle, ofreciendo una imagen no deseada, generando importantes cantidades de basura y ruidos», denuncia. La situación afectó especialmente a la villa de Portonovo, a la carretera de circunvalación o al puerto deportivo de Sanxenxo, donde se concentraron la mayor parte de estas improvisadas fiestas.

Para los empresarios turísticos, el botellón no contó «con la vigilancia adecuada para contener este tipo de situaciones por parte de las distintas autoridades del orden». Aseguran que echaron de menos «los mismos controles que nos encontramos a diario durante las semanas anteriores en diferentes rotondas del municipio».

El consorcio entiende que Sanxenxo es un municipio turístico que atrae a un gran número de visitantes de distintos segmentos de población. Por un lado, hay familias y, por otro, jóvenes «que vienen a disfrutar de nuestro respetado ocio nocturno». Pero también recuerda que la calidad turística es la principal apuesta de esta localidad y que en ella no se incluye al botellón.


Situación irrepetible

Por todos estos motivos, la entidad considera que la situación vivida durante la pasada Semana Santa «no se puede volver a repetir» y por ello insta al Concello de Sanxenxo a que tome todas las medidas necesarias y urgentes «para la búsqueda de solución a un problema que nos afecta a todos y que puede poner en entredicho la calidad turística de nuestro municipio», argumenta.

La junta directiva del consorcio también asegura que, en breve, solicitará una reunión con la alcaldesa, Catalina González, y con el responsable de Seguridad Ciudadana para transmitirles todas las quejas. Además, pedirán que se le hagan llegar sus denuncias a la subdelegación del Gobierno con el fin de que, en un futuro, se puedan coordinar las medidas que las fuerzas del orden estimen necesarias. Y es que no están dispuestos a consentir que el botellón acabe con la imagen de calidad turística que quieren transmitir en Sanxenxo.

«Queremos conciliar el turismo familiar con un ocio nocturno saludable para todos»

Francisco González

La Voz de Galicia
13/04/2012