Noticias en la prensa
Sanxenxo, con "buenas expectativas" ante una Semana Santa "muy débil" en Pontevedra
Los hoteleros del municipio de O Salnés considerarían satisfactorio un 65 o 70 por ciento de ocupación.

Llega la Semana Santa y con ella los primeros días de temporada alta para los hoteleros. Pero esta primera etapa de más afluencia de clientes resulta dispar en la comarca y en buena parte de las ocasiones nada tiene que ver con el significado que se asocia a esa denominación. En Sanxenxo parecen resistir las embestidas de la crisis y aseguran que hay "buenas expectativas". A apenas 15 kilómetros, en Pontevedra admiten que ni siquiera las noches del jueves, viernes y sábado resultarán satisfactorias, algo que confirma que "el sector está muy débil".
Las diferencias entre ambos municipios, en caso de que finalmente se confirmen cuando se haga el balance posterior, son significativas. Desde el municipio de O Salnés, atendiendo al ritmo de reservas y con la previsión meteorológica de una meteorología favorable al turismo vacacional, consideran que se podrían alcanzar tasas de ocupación que podrían ser el doble que en la ciudad del Lérez.
Así, mientras en el primero de los municipios barajan las posibilidad de sobrepasar el 65 o 70 por ciento, datos que considerarían ya satisfactorios, en el segundo la reserva por ahora se mantienen en el 30 y aspiran a, en las mejores expectativas, a rozar el 40. En ambos caso siempre hablando de las noches que van del jueves al domingo. Para los primeros días de la Semana Santa apenas se espera incidencia en Pontevedra y sí un leve repunte con respecto a las jornadas precedentes en el caso de la villa turística.
Los diferentes tipos de negocios de uno y otro parecen explicar esas elevadas diferencias y la comparación con respecto a la Semana Santa anterior. El turismo urbano pontevedrés, al que se le achaca una elevada dependencia de visitantes estatales, no escapa de la crisis que afecta a todo el territorio y que ha empeorado la situación con respecto a hace un año. En cambio, las previsiones meteorológicas llevan al sector a tener mejores perspectivas en Sanxenxo que el año pasado, cuando se dieron lluvias. Además, la estimación de precipitaciones para el sur peninsular también refuerza las buenas sensaciones que hay en O Salnés.
Las opuestas visiones que mantienen en Pontevedra y Sanxenxo se evidencian en las palabras de los representantes del sector. El dirigente de la Asociación de Hoteles de Pontevedra, José María de Cabo, muestra su pesimismo sobre el momento actual: "Es el más duro que yo recuerdo en 47 años, pero tenemos que pensar que esto no puede ser eterno". Además, reitera que el sector "está muy débil" y que esta Semana Santa "será peor que la anterior".
Por su parte, desde el Consorcio de Empresarios Turísticos de Sanxenxo (CETS) su presidente, Francisco González, muestra la otra cara de la moneda. "Tiene buena pinta", apunta sobre los días festivos. "La gente, cuando piensa en turismo vacacional de playa y descanso en Galicia, piensa en Sanxenxo", plantea. Por ello las previsiones de tiempo soleado y altas temperaturas favorecen el optimismo entre los empresarios del municipio.

Faro de Vigo
02/04/2012