Noticias en la prensa
CETS elige el liderazgo turístico antes que el consumo en esta Semana Santa
Que en el imaginario de los potenciales turistas las palabras "vacaciones" y "Sanxenxo" vayan de la mano es el objetivo del Consorcio de Empresarios Turísticos de Sanxenxo para esta temporada. Conscientes de que la crisis económica hará mella en el beneficio económico que la primera gran campaña del año, la Semana Santa, dejará entre sus asociados, centran su interés en afianzar la imagen de marca de Sanxenxo como uno de los principales destinos turísticos.
"Lo que nos interesa, más que la ocupación, es mantener el destino en los puntos de partida de las listas, que los quieran salir de vacaciones lo asocien con Sanxenxo. Esta es nuestra prioridad", señaló el presidente del consorcio, Francisco González, que da por "seguro" el descenso en el consumo que harán los turistas en apenas dos semanas.
Los frutos de esa labor, apunta, llegarán con la ansiada recuperación económica ya que "cuando vengan tiempos mejores hay que estar bien situados".
Aún con el pesimismo que desprenden todos los indicadores económicos, Francisco González, no da la campaña por perdida aunque los empresarios tendrán que estar, un año más, pendientes de las previsiones del tiempo.
Si el sol acompaña, "podríamos rozar el lleno", apuntó el portavoz de los empresarios, que espera repetir al menos los datos del año pasado, cuando la ocupación media se situó en el 65,19 por ciento, aunque en Sanxenxo y Portonovo se había llenado el noventa por ciento de las camas disponibles y las casas rurales colgaron el cartel de completo.
"Hemos comprobado que para el cliente español, que es el ochenta por ciento del que viene aquí, sus vacaciones y su descanso están en la cesta básica y todavía salimos para tomarnos esos dos o tres días descanso", señaló Francisco González.
Aunque las estancias puedan acortarse, el turista de Sanxenxo es "fiel" y ya tiene sus reservas cerradas, algunos desde hace meses, para dentro de dos semanas.
Para ayudar a los indecisos a poner rumbo a Sanxenxo, los hosteleros aplican desde hace tiempo las "tarifas flexibles, como en los aviones" que, según el presidente del CETS, premian con precios más bajos a quienes cierran sus fechas antes.
Actividades como la Festa da Raia, que vuelve al fin de semana central de la Semana Santa, o el Salón del Comercio de Entretendas (del 5 al 7 de abril) actuarán de reclamo. "Podremos acertar más o menos con las iniciativas pero todas ayudan", apuntó.

Faro de Vigo
17/03/2012