Noticias en la prensa
O Grove y Sanxenxo vuelven a liderar la comarca en la lucha por la Bandera Azul
Los Concellos están inmersos en un complejo proceso para acreditar las cualidades de sus playas y servicios turísticos.

Los municipios de Sanxenxo y O Grove vuelven a liderar la comarca en lo que a lucha por la Bandera Azul se refiere. Y ya está abierto el plazo de presentación de las candidaturas para obtener alguno de estos galardones que acreditan la calidad de las aguas, las playas, puertos e incluso determinados edificios, museos o centros de interpretación arraigados en cada localidad.
Se trata de una forma de mejorar la oferta, apostar por la calidad y aumentar el número de visitantes, lo cual cobra especial importancia en municipios que, como los citados, viven del turismo.
En el caso concreto de O Grove, el concejal Alfredo Bea, delegado de Medio Ambiente, Limpieza y Seguridad Ciudadana, indicaba ayer que la localidad vuelve a luchar este año para obtener al menos seis galardones para otras tantas playas, y eso, como cada año, supone un importante esfuerzo, tanto administrativo como económico.
Hay que tener presente que el proceso de solicitud, y por tanto de concesión de estas enseñas de calidad, está regulado a nivel internacional y requiere todo tipo de explicaciones, informes y justificantes, de ahí las dificultades con las que se encuentran algunos municipios para obtener la ansiada bandera, y de ahí, también, que muchos perdieran las que tenían.
Entre otros muchos procedimientos, y en medio de un casi interminable papeleo, los Concellos aspirantes deben adjuntar, por ejemplo, "mapas a gran escala que muestren la extensión y los límites del área de playa para la que se solicita la Bandera Azul, haciendo constar en ellos las carreteras de acceso, el tipo de entorno circundante (urbano, complejo turístico, rural, zonas sensibles o protegidas), así como las fuentes potenciales de contaminación a menos de 200 metros de cualquiera de las playas Bandera Azul (por ejemplo, vertidos de basuras, vertidos de aguas residuales, urbanas o industriales, escorrentía de tormentas, arroyos/ríos en el entorno litoral de éstas)".
Asimismo, tal y como confirma el propio Alfredo Bea, entre los requisitos exigidos por la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor está el de indicar "si existen áreas naturales sensibles en su zona costera".
En aquellos casos que puedan presumir de haber ondeado la Bandera Azul el año anterior, es preciso incorporar "fotografía del emplazamiento de los pósters o paneles expuestos para informar a los usuarios de la playa de los criterios de concesión la misma y de los aspectos más importantes de la campaña".
A ello se añade "una imagen digital del panel de información en la playa, un mapa detallado de la playa en el que se muestre la localización exacta de los diferentes servicios".
En el caso de O Grove resulta especialmente importante detallar "las áreas naturales sensibles (como cordones dunares, terrestres o marinos) o protegidas, en el área de la playa o bordeando sus límites". En estos supuestos, y hay varios ejemplos, debe reflejarse en la solicitud "la localización de la información sobre estos espacios, códigos de conducta, itinerarios y/o limitaciones de acceso desde el área de la playa, centros de información o de visitantes y demás".
Los Concellos interesados en la bandera incluso tienen que indicar dónde están "los arroyos, ríos, salidas de aguas residuales y de escorrentías e inundaciones por tormentas, que desemboquen en el área de la playa o en sus aguas litorales inmediatas", así como "la localización de los puntos de muestreo para el análisis de las aguas de baño de la playa; emplazamiento habitual o potencial de la Bandera Azul, si ésta no ha sido concedida con anterioridad; localización del panel o paneles informativos de la playa; información sobre la campaña Bandera Azul y sobre la calidad de las aguas de baño de esa playa; ubicación de aseos, diferenciando los adaptados para personas con discapacidades; punto de información ciudadana y/o turística; y duchas, indicando las adaptadas".
A este respecto, y como ya se explicó en ocasiones anteriores, la Asociación de Educación Ambiental reitera que las duchas y/o lavapies no son obligatorios en las playas con Bandera Azul, "en especial en zonas o épocas de sequía".
En el modelo de solicitud como el que prepara O Grove para sus seis arenales "azules" debe incorporarse información sobre "teléfonos accesibles al público; puntos de agua potable; y aparcamientos, incluyendo plazas para personas con discapacidad y urgencias, así como para bicicletas".
También se requiere información detalladas sobre "puntos y caminos de acceso a la playa, cruces para peatones, puestos de vigilancia de los socorristas y puesto central de salvamento".

Faro de Vigo
04/01/2012