Noticias en la prensa
El turismo de agosto compensó los datos de julio
El turismo es una de las mayores fuente de ingresos en la provincia de Pontevedra. Con la marca de Rías Baixas al frente, este sector está cada vez más consolidado ofreciendo datos para la esperanza en momentos en los que se creía que se iba cuesta abajo y sin frenos.
A pesar de las previsiones negativas, los resultados medios de la ocupación hotelera de este verano no han sido tan malos.
Con el fin de centralizar, a corto plazo, los recursos turísticos y dar a conocer los resultados de esta temporada, José Manuel Figueroa, presidente del patronato turístico de Rías Baixas, presentó ayer en la Diputación de Pontevedra un resumen de la media de ocupación hotelera registrada en el mes de agosto.
A diferencia del 2010, y aunque los datos recogidos en el mes de julio no cumplieron con las expectativas, el mes de agosto ha servido de respiro para los miembros de este sector. Con una media de ocupación mensual que supera el 75%, se ha logrado que los malos datos registrados en el séptimo mes se compensen con notoriedad evitando las pérdidas que se preveían antes de empezar la temporada de vacaciones.
Si el año pasado la ocupación media en agosto alcanzó el 78,13%, este año se ha quedado en un 76,68, es decir, un 1,45% menos. Una cifra no muy alarmante si se tiene en cuenta que la temporada pasada fue especial por celebrarse el Año Xacobeo.
A todos estos datos hay que añadir que el puente de agosto -del 12 al 15-, fue la fecha que más turismo registró llegando a alcanzar el 99% en la zona de Baiona, o un 98% en O Grove y Sanxenxo.
En lo que se refiere a la ocupación de este puente festivo y al tipo de servicio preferido por la gente, los paradores y el turismo termal se llevaron la palma en el mes que acaba de terminar. En ese mismo período, el primer caso registró un lleno total, mientras que en el segundo se alcanzó un 94%, diez puntos más que en cualquier período del mismo mes.
En cuanto a las zonas más visitadas, O Morrazo fue la que más turistas recibió (85,5%) con una diferencia de tres puntos con el siguiente (82,5%). La temporada anterior, esta zona compartió la cabeza de los destinos con Baiona que esta vez ha sido el quinto destino más visitado.
Destinos para todos los gustos y actividades de diferentes tipos se ofrecen en paquetes turísticos de lo más variado. Pero no siempre es fácil cubrir una oferta con clientes tan diversos.
El estudio presentado ayer indica que más del 90% del turismo que viene a las Rías Baixas procede de Madrid, Valencia o Barcelona, mientras que apenas un 8% es internacional. De todos estos, más de la mitad conocía ya el destino y otros tantos lo eligieron este año por primera vez, pero todos coinciden en una cosa, han reducido los días de estancia y el gasto con respecto al 2010.
En definitiva, los datos son buenos y la ocupación también, pero la reducción en el gasto diario y los días de estancia hacen que el turismo flojee en épocas donde no debería.

Septiembre
El mes de la vuelta al cole se convierte, una vez más, en la esperanza de los que no han conseguido superar las expectativas del verano en las grandes épocas.
El grado de ocupación en este mes será parecido en toda la provincia, ya que será a partir de estos días cuando cobre importancia el turismo rural en zonas de interior y el turismo termal que ya comenzó a despegar en la primera quincena de agosto.
Según lo previsto, Sanxenxo, Caldas y Baiona volverán a ser los destinos más elegidos por los turistas más rezagados.
81,22%

Primera quincena
Sanxenxo y O Morrazo figuran entre los destinos punteros.
90,86%

Puente del 12 al 15
Baiona registró casi un lleno total con el 99% de ocupación.
76,90%

Segunda quincena
La mayor afluencia de turistas se recogió en Deza y Caldas.
Los porcentajes de ocupación facilitados por la Confederación de Empresarios Turísticos de Sanxenxo (CETS) confirman la capitalidad turística de esta villa, que mejora en casi cinco puntos la media provincial, llegando al 81,5 %. De todos modos, los datos -obtenidos en base a una encuesta realizada en 98 empresas asociadas al CETS- confirman la tendencia bajista de este verano, cuya ocupación descendió un 6,6 % respecto al agosto pasado.
En el desglose de los porcentajes es donde se advierten las principales tendencias del turismo sanxenxino. Los hoteles de 4*, además de liderar el ránking de ocupación de los últimos años, son unos de los que menos bajaron este año, manteniéndose en el 89,3 % (cinco puntos menos que en agosto del 2010). Los hoteles de menor nivel, las pensiones y los apartamentos presentan un descenso entre el 7 y el 10%, lo que confirma el nivel medio-alto del turismo tipo la villa. No obstante, las estadísticas sitúan a los cámpings como el segundo feudo turístico de Sanxenxo.

El cámping como alternativa
Si hace dos temporadas los cámpings cerraban la lista (su 83,7 % de ocupación no tenía nada que hacer con el 93,9 de los hoteles de cuatro estrellas), tras el último agosto se han erigido como una de las alternativas más utilizadas para visitar este enclave de las Rías Baixas.
La crisis económica y la fidelidad de los usuarios de estas instalaciones son dos de las claves que justifican el auge de este tipo de turismo. Además, ayuda la amplia oferta de la zona.

La Voz de Galicia
03-09-2011