Noticias en la prensa
La temporada turística iguala las cifras del Año Santo 2010 a pesar de la lluvia y la crisis
Los hoteles de Sanxenxo, que oferta este año más de 13.000 plazas, registraron una ocupación media del 64,99%.

Un buen arranque del verano, a pesar de la lluvia y la crisis, que se hace notar en el gasto medio por visitante y reorienta al cliente hacia establecimientos más baratos, pero no merma la demanda, ni tan siquiera la de los hoteles de varias estrellas en donde más se hacen notar los recortes. Es el primer balance de los empresarios turísticos para el arranque del verano de 2011, en el que prácticamente han igualado las cifras del pasado Año Santo.
"Estamos encantados", reconoce Francisco González López, presidente del Consorcio de Empresarios Turísticos de Sanxenxo (Cets), el municipio estrella por excelencia del turismo de Galicia y que este año oferta más de 13.000 plazas hoteleras, "ojalá en agosto igualemos estas cifras".
Once edificios de apartamentos, 6 campings, cinco hoteles de cuatro estrellas, 14 de tres y 24 de dos, a mayores de 16 establecimientos de una estrella y pensiones convienen en que mantener por décimas de diferencia la ocupación de 2010 "solo lo podemos considerar como muy bueno".
El total general del pasado año fue de 65,01% y en este verano se han situado en 64,99%.
Como era previsible, los más beneficiados han sido los establecimientos más económicos, en donde produce un sensible incremento de la demanda: en 2009 los campings registraban una ocupación general del 50%, y en el pasado mes se situó en 61,68%.
La demanda de apartamentos también sube: desde el 67,71% el pasado año al 74,35% de este mes de julio, pero los hoteles y pensiones no han tenido una progresión tan positiva y en general han bajado al menos un punto en los últimos tres años.
Con todo, el Cets tiene en cuenta el mal tiempo que acompañó buena parte de julio, compara estos datos con los del Año Xacobeo y se felicita por el arranque de una temporada "muy positivo para los tiempos que vivimos"; solo empañado por el importante bajón del gasto medio por cliente.
"La crisis donde más se ha hecho notar es en el consumo: quienes nos visitan gastan cada vez menos" en restauración, ocio y ofertas complementarias (desde alquileres en la playa a chiringuitos), constatan los empresarios.
Por lo demás, el verano de 2011 será el de la consolidación de dos tendencias: crecen las reservas a través de internet y a última hora. También las de fin de semana, como probó un puente de Santiago que abarrotó las playas de las Rías Baixas.

Faro de Vigo
03-08-2011