Noticias en la prensa
Solo el 20% de los turistas que visitan las Rías Baixas pernoctan en la ciudad
El turista que desembarca en las Rías Baixas no lo hace atraído por su clima, la mayoría buscan el descanso, la cultura y la buena mesa del sur de Galicia. Sin embargo, la capital de la provincia no es la favorita del visitante. Solo el 20% de los turistas que recalaron en el primer trimestre del año pernoctaron en la ciudad, mientras que el 30% optaron por pasar la noche en Vigo, según el Observatorio de Turismo Rías Baixas.
La ciudad olívica, Pontevedra, Sanxenxo, Santiago y Baiona forman la manita que agarra al 70% de los turistas que escogen las Rías Baixas. Los turistas no ven en la Semana Santa la mejor época para viajar, ya que solo el 3% opta por estas vacaciones, frente al 12%, que visitan las Rías Baixas en un puente o el 19%, que lo hacen en verano.
El final de la Semana Santa trajo de la mano también al mal tiempo. Pese a este condicionante, las expectativas lanzadas por los hoteleros hace una semana calculaban lo que finalmente sucedió: una ocupación media del 70% durante las últimas vacaciones.
Las cifras de Turismo Rías Baixas son, en palabras de su vicepresidente, José Manuel Figueroa, «muy positivas para el sector, ya que, a pesar de que el tiempo no acompañó, conseguimos prácticamente igualar la ocupación de hace un año a la de estas fechas». Desde el departamento de la Diputación elevan el porcentaje de ocupación en la costa, sobre todo en Sanxenxo y Baiona, hasta el 90%.

Subida respecto al 2010
Pero las cifras vertidas por el Patronato distan de las que ofrece el Consorcio de Empresarios Turísticos de Sanxenxo, donde reducen el nivel de ocupación durante la Semana Santa al 65,17%. Su presidente, Francisco González, esperaba que los resultados de la Semana Santa iban a «ser mucho peores».
Destacan que la diferencia de ocupación entre establecimientos del casco urbano, que rozaron el 90%, y los que están fuera, que no superaron el 60%, se debió a la climatología, que sí inclina la balanza en las zonas costeras. «Las llamadas de reservas para muchos hoteles se acabaron a principio de semana para convertirse en llamadas de anulaciones, desapareciendo casi por completo las reservas a última hora, y sin duda, para un importante número de hoteles, los grupos organizados que eran un porcentaje importante de su ocupación en estas fechas», explica.
Aún así, la ocupación en Semana Santa fue un 2% superior a la del año pasado. Los hoteles de cuatro estrellas, las casas rurales y los cámpings registraron la mayor crecida con un 4%, 25% y 6%, respectivamente.
Por comarcas, la mejor ocupación la tuvo la zona de Caldas, con un 88% de ocupación, aupados por el turismo termal. El Patronato de Turismo Rías Baixas reconoce que tanto este tipo de vacaciones de descanso como los albergues salieron bien parados de la Semana Santa, con una ocupación del 83% y 100%. Pero, ¿modifica mucho la crisis el perfil del visitante? El balance del primer trimestre de la Diputación recoge que el turista tipo sigue respondiendo a una persona que viaja en su coche particular, acompañado de su pareja y procede del resto de la comunidad, el Noroeste peninsular o Madrid.

La Voz de Galicia
26-04-2011