Noticias en la prensa
El Pazo de Quintáns, en Noalla, podría convertirse en la sede de la Escola de Hostelería de O Salnés, que hasta ahora desarrolla su actividad en el sanatorio de A Lanzada. Así lo confirmó ayer el presidente de la Diputación, Rafael Louzán, durante la visita que realizó al inmueble situado en Noalla en compañía de la alcaldesa y de varios técnicos del ente provincial. Louzán explicó que el “maior peso do sector hosteleiro en Sanxenxo, frente a O Grove ou a outros municipios da comarca, xustificaría o traslado definitivo da Escola”, aunque matizó que sería una decisión a tomar tras la rehabilitación del inmueble y que correspondería a la Mancomunidade do Salnés, responsable de la Escola Obradoiro que se viene desarrollando en los últimos años. En este sentido Rafael Louzán también dejó claro que la Escola que tiene su sede en A Lanzada “depende cada ano de que a Xunta aprobe o seu proxecto e aporte a financiación necesaria para levala a cabo, así como de que haxa alumnos interesados”.
Por lo tanto, sería una iniciativa paralela a la Escola de Hostelería, centro de formación no reglado, que Concello y Diputación pretende ubicar en el Pazo de Quintáns. “Aquí o que pretendemos por en marcha é unha escola de estudos específicos e formación especializada onde se poderían organizar cursos, convencións, xornadas de formación para profesionais do sector, etc”, quien considera “necesario e de xustiza que un centro destas características estea situado no municipio galego turístico por excelencia”.

Lo que sí matizó Rafael Louzán es que el posible traslado de la Escola de Hostelería de O Salnés a Noalla no tiene nada que ver con el proyecto de conversión en Pousada del centro vacacional. “O edificio é necesario rehabilitalo, pero unha vez feita esa obra o uso como Escola de Hostalería sería compatible co turístico”.

En la visita cursada ayer al Pazo de Quintáns estaba también Mario Crecente, técnico provincial que se encargará de la dirección de la obra de rehabilitación, a quien Louzán le encargó un Plan Director que marque las directrices a ejecutar de inmediato.

El presidente de la Diputación no habló de cantidades ni de plazos, pero sí confirmó que el ente provincial cuenta ya con una partida, de fondos propios, que permitirá iniciar los trabajos de forma inmediata.

Catalina González agradeció a Louzán su sensibilidad con este proyecto y con la rehabilitación de un Pazo en el que el Concello invirtió, en el año 2003, 1,2 millones de euros. “Non tería sentido aquela inversión si agora non se apostase pola súa recuperación”, añadió la alcaldesa. Rafael Louzán reconoció la urgencia de acometer la actuación ya que el Pazo se encuentra en un estado de avanzado abandono “pero xusto no punto anterior a súa ruina”.

En la visita participó también el presidente del Consorcio de Empresarios Turísticos de Sanxenxo, Francisco González, que también tuvo palabras de agradecimiento para la Diputación y para el Concello por tener en cuenta una de las necesidades básicas a las que se enfrenta el sector, la formación del personal, a la vez que se apuesta por la recuperación de un patrimonio municipal importante. González definió la iniciativa como un “proxecto sostible e viable”.

Diario de Arousa
12/05/2010