Noticias en la prensa
La nueva ley de turismo perseguirá la publicidad engañosa sobre el sector por internet
La publicidad engañosa en el sector de la hostelería y el uso de internet para captar clientela con prácticas de dudosa legalidad ha puesto en alerta a la Xunta. En respuesta a la preocupación de los hosteleros, la futura ley gallega de turismo –que se encuentra en fase de tramitación interna– abrirá la puerta a que los inspectores puedan investigar y actuar de oficio contra la publicidad engañosa sobre el sector.
Aunque la ley ya prohibe ahora que un establecimiento se publicite como algo que no es u ofrezca a sus potenciales clientes condiciones engañosas, el sector se queja de que tiene que haber una denuncia para que haya una intervención administrativa. Para reforzar la seguridad, el Gobierno gallego se ha comprometido a aprovechar la revisión de la ley gallega de turismo para incorporar las nuevas demandas sobre el uso indebido de la publicidad.
El turismo rural es uno de los sectores más sensibles a este problema ya que cada vez son más los establecimientos que, de forma ilegal, se promocionan a través de páginas web y foros como alojamientos turísticos verdes sin cumplir con los requisitos exigidos. Esta práctica la confirma Ventura García, presidente de la Federación de Turismo Rural de Pontevedra. "No puede publicitarse como alojamiento rural una casa que no figure en el registro de empresas del sector. Pero ocurre. Y éste es un problema que nos hace cada vez más daño.
Intervenir sobre la publicidad no será la única demanda del sector que recogerá la nueva normativa, pues también las categorías hoteleras sufrirán una revisión tras el malestar que provocó en el sector los cambios que introdujo la ley de 2008. La recuperación de la categoría de hostal es una de las principales novedades de la ley, que también "regulará" los hoteles-balneario, una categoría que, a petición del sector, quedará restringida a aquellos establecimientos que acrediten el uso de aguas minero-medicinales. Estas restricciones se deben, según explica el presidente de la Confederación de Empresarios de Hostelería de Galicia, Héctor Cañete, a una demanda planteada por los balnearios para protegerse de los spa.

Faro de Vigo
19/04/2010