Noticias en la prensa
La ocupación hotelera desciende un 4% en Semana Santa y el sector culpa a la lluvia
La ocupación hotelera en Sanxenxo ha descendido un 4% esta Semana Santa, en comparación con las cifras del pasado año. Así, mientras en estos días pasados la media de los establecimientos asociados al CETS alcanzó una ocupación del 62,7 por ciento, en 2009 superaba el 66,79%.
Sin embargo la caída no fue idéntica para todo tipo de establecimientos. Como siempre, los hoteles de cuatro estrellas continuan teniendo su clientela fiel que les permitió registrar una ocupación del 85,9%, frente al 92% del pasado año. Los hoteles de tres estrellas, de una y las pensiones consiguieron invertir la tendencia e incrementaron sus índices de ocupación con respecto a la Semana Santa de 2009.

Los campings, que durante el pasado verano fueron los artífices de las buenas cifras de ocupación que ofreció Sanxenxo, también consiguieron en Semana Santa incrementar su ocupación y eso pese a las malas condiciones climáticas registradas durante casi todos los días festivos.

Y es precisamente a este factor a lo que el sector achaca los resultados negativos contabilizados en Sanxenxo. “Hemos descendido un 4,03%, pero teniendo en cuenta el pésimo estado del tiempo, con una información metereológica a nivel nacional que hablaba de temporal a principios de semana y una alerta naranja para el viernes y el sábado, no podemos más que sentirnos satisfechos de estos resultados”, indicaba ayer Francisco González, presidente del Consorcio de Empresarios Turísticos de Sanxenxo. Insistía también en que las llamadas de reserva para muchos hoteles “se acabaron a principios de la pasada semana para convertirse en llamadas de anulaciones”.

En este sentido Francisco González insistía en que los grupos organizados, con los que el sector en Sanxenxo trabaja desde hace muchos años, “salvaron la Semana Santa”.

El presidente del CETS asegura que la sensación que tienen sus asociados es que “con un poco de mejor tiempo las cosas hubieran sido muy diferentes, más si cabe en las actuales dificultades económicas que vive el país”.

Y la opinión es idéntica en el sector de la restauración, donde la mayor queja de los empresarios es el mal tiempo, que impidió el uso de las terrazas, un hecho que menguó considerablemente la facturación de los establecimientos de este tipo.

“Ningún descenso puede valorarse como positivo, pero no cabe duda que en las circunstancias actuales es un resultado muy digno que nos llama al optimismo cara al verano, y nos obliga a seguir trabajando en la búsqueda de esa calidad, compromiso y relación calidad-precio, que nos siga garantizando la fidelidad del turista al destino, fundamental en circunstancias como la de esta Semana Santa. No cabe más que seguir trabajando en la promoción de Sanxenxo como el destino natutral de vacaciones en el norte de España”, destacaba ayer Francisco González.


En O Grove, un 80% > Por zonas turísticas, y según los datos presentados ayer por el Patronato Rías Baixas, O Grove alcanzó la mayor ocupación de toda la provincia, con un porcentaje del 80%, muy por encima de Vigo, con un 62%; de Pontevedra con un 75% o de Valmiñor, con un 73%, de Baiona o de O Morrazo. Cabe destacar que Sanxenxo y O Grove concentran buena parte de la oferta de plazas hoteleras con que cuenta toda la provincia de Pontevedra al tener la mayor concentración de establecimientos de estas características.

Según los datos de Turismo Rías Baixas, obtenidos a través de un muestreo con 365 entrevistas, esta Semana Santa los municipios de Sanxenxo y O Grove registraron un incremento de visitantes que poseen una segunda residencia en estas localidades, o que se alojaron en casas de familiares o amigos, lo que ha tenido una fuerte repercusión en el crecimiento de la ocupación de restaurantes.

Esta encuesta arroja otro dato curioso que es la mayor edad de los turistas que visitan O Grove, A Toxa y Sanxenxo, ya que lo hacen en grupos organizados, frente a las parejas jóvenes que eligen zonas como Vigo y su área de influencia, o los amantes del turismo gastronómico y de corta estancia que optan por la comarca del Deza.

En general el Patronato detectó un incremento del turismo extranjero, que este año representó un 10,94% de la ocupación, es decir, un 4,18% más que en 2009. Su procedencia es prácticamente europea. En concreto, y por orden de importancia en número de turistas extranjeros recibidos, llegan desde Portugal y Francia, principalmente, y en menor medida de Bélgica, Suiza y Alemania.

Los que tienen el origen de su viaje en el continente americano son un número ínfimo y el estudio realizado por la Diputación detectó visitantes norteamericanos y argentinos.


El albergue de Caldas > La Semana Santa ha supuesto también una prueba de fuego para los albergues. El de Caldas ha sido uno de los muchos que ha evidenciado su escasa capacidad para acoger a las miles de personas que se prevé que haga este año el Camino Portugués.

El Concello se vio obligado a habilitar el pabellón polideportivo, igual que ocurrió en Tui, Porriño, Redondela y Pontevedra, para dar cobijo a las cientos de personas que hicieron noche en estas localidades.

En total, los mencionados albergues registraron la llegada de unos 1.500 peregrino, más del doble de su capacidad.

Se estima que durante la presente semana, aunque no con tanta fuerza como en Semana Santa, atravesarán la provincia de Pontevedra un importante número de peregrinos procedentes de Portugal.

El Xacobeo 2010 no está teniendo sin embargo repercusión en la comarca de O Salnés.


Diario de Arousa
06/04/2010