Noticias en la prensa
El sector hostelero resiste la crisis y en Sanxenxo aumenta el número de visitantes
La principal villa turística de las Rías Baixas tuvo una ocupación hotelera en julio 2,4 puntos por encima del mismo mes del pasado año, y en lo que va de agosto llega al 95%

La provincia de Pontevedra resiste la crisis. El descenso de la ocupación hotelera de la provincia se sitúa entorno a un 7% para este mes de agosto, la mitad de lo que estimaban las previsiones realizadas al inicio de temporada. Sanxenxo sigue liderando el turismo en la provincia. Así en julio tuvo una ocupación del 64,44%, 2,44 puntos por encima del mismo mes de 2008. En lo que respecta a agosto se estima alcanzar el 90-95% en la primera quincena y el 85 por ciento en la segunda, frente al 80% del pasado año. Por contra, Baiona cerro julio con el 63%, tres puntos menos que el pasado año.
La crisis afecta moderadamente al turismo de la provincia de Pontevedra que registra cifras optimistas según el presidente de Turismo Rías Baixas, Juan Manuel Figueiroa. "Nosotros estamos realmente satisfechos con estos datos porque las previsiones eran realmente catastróficas, la crisis ha afectado menos que en otros lados", aseguró ayer durante la presentación de los datos recogidos por el Observatorio Turístico de Rías Baixas.
Pese a que el número de visitantes no ha descendido mucho, Figueiroa advierte que habrá que esperar a que estos datos sean cotejados con los estudios económicos, ya que se cree "que la facturación ha cambiado", pese a que ha existido un ajuste en los precios si bien admite que no una bajada.
Según las estimaciones provisionales para el tercer trimestre del año los datos de ocupación son favorables, con una ocupación registrada en julio de 2009 de un 67% y un incremento de hasta un 85% de la ocupación prevista para el mes de agosto en el conjunto de la provincia.
Entre los sectores más afectados por el descenso de la ocupación hotelera se encuentra el turismo rural que registra una bajada del 15%. La ocupación del mes de julio se cerraba con una ocupación del 65% pero parece que la situación mejorará para el rural durante el mes de agosto, unas fechas en las que se calcula que aumentará el turismo hasta alcanzar el 80% de ocupación en la primera quincena, alcanzando una ocupación del 100% en los establecimientos situados a 10 kilómetros de la costa.
Los paradores sufren una disminución moderada de la ocupación hotelera que gira entorno al 6,5%, con una ocupación que se cerró en julio en torno al 83%, superando así las expectativas presentadas por el Observatorio Turístico y albergando una estimación de aumento de ocupación para agosto que ronda el 90 por ciento.
El buen tiempo es uno de los factores que ayudan a este incremento de la ocupación hotelera en la provincia. "Con la crisis la gente reserva a última hora, sólo si ve que hace buen tiempo", explica Figueiroa.
El turista medio parece tenerlo claro, antes que quedarse sin vacaciones se van de camping o a bungalós. Por eso la bajada de las ocupaciones hoteleras registradas fue durante el mes de julio de un 6%, exactamente los mismos puntos porcentuales en los que se incrementó la ocupación de los campings de la provincia, así como la ocupación al 100% de los bungalós, según el estudio del Observatorio.
Claro ejemplo de este aumento del turismo en los campings es el caso del de las Islas Cíes que aumenta su ocupación un 10% y 100.000 visitas estimadas.

Faro de Vigo 20/08/09